Skip to content

Ansiedad. Mi experiencia personal y como he recuperado mi salud mental (Spanish Edition)

Save 13%
Original price $7.99
Current price $6.99
Author: Hugo Abraham Orozco Caballero

Publisher: Independently published

Paperback:
ISBN 10: 1723957941
ISBN 13: 978-1723957949

El presente documento tiene como propósito fundamental, dar a conocer desde el punto de vista del enfermo, qué es la ansiedad, qué es la neurosis –trastorno mental-, cómo empieza, qué cambios ocurren al interior de la mente, cuál es el pensamiento del que está sufriendo los severos síntomas de este trastorno, cuál es el proceso evolutivo de la enfermedad, cuáles son los tratamientos de que se dispone, en qué consiste cada uno de ellos. ¿Y para qué todo esto? Para desmitificar el trastorno mental, la enfermedad mental; quitarle esa sombra de malignidad que prevalece incluso hasta nuestros días; hacerle entender a las personas que, quien tiene un trastorno mental, es una persona como cualquier otra, incluso más sensible que cualquier otra; que no debe ser rechazada, ni estigmatizada por su condición. Por el contrario, alguien que está sufriendo un trastorno mental debe tener el mayor apoyo y solidaridad posibles, se le deben brindar asistencia médica especializada y apoyo psicológico. El trastorno de ansiedad se presentó en mi vida sin previo aviso, simplemente me tomó por sorpresa y se apoderó de mí, sin que existiera ninguna razón, sin que existiera ningún motivo de preocupación, inquietud, intranquilidad, sufrimiento. Todo lo contrario, se abría ante mí un panorama promisorio después de haber terminado mi Maestría en Administración. Llegó de manera súbita, y cambió mi vida para siempre. Yo podría decir -desde mi punto de vista muy personal- que, es una “enfermedad invasiva”, y no precisamente porque invada diferentes órganos del cuerpo –aunque aclaro que en mi caso, así fue, llegó el momento en que si no le ponía remedio a mi ansiedad, llegaría al punto de tal “somatización”, que afectaría mis órganos vitales-, sino porque “invade” cada ámbito de la existencia de la persona que la sufre –y porque no decirlo, el de sus familias, como le sucedió a la mía-, el personal, el familiar, el laboral, el anímico, obviamente el de la salud, no solo la mental sino también la salud física. La intención de este documento es que, a través de mi historia, quienes padecen de ansiedad, depresión -neurosis en los términos más generales, aunque los médicos y especialistas en la materia se oponen a la utilización de esta palabra-, o que sufren sus síntomas, y que por temor a la crítica social, a la estigmatización y rechazo que se hace de la enfermedad y de quien la padece, no acuden a un grupo de apoyo, no buscan ayuda de la familia, tampoco de profesionales -llamémosle psicólogos clínicos, psiquiatras, psicoterapeutas-; lo hagan, se atrevan a hacerlo, se atrevan a buscar esa ayuda que necesitan. Pero sobre todo para decirles que -y esto es lo más importante-, existe la cura, el tratamiento para estas enfermedades mentales, para estos trastornos mentales –como dicen los especialistas-. Que, así como yo me curé de la ansiedad, de la neurosis, así también aquellos que las padecen (ansiedad, depresión, obsesiones, compulsiones, etc.), pueden salir, liberarse de estas enfermedades. Lo escribo deseando que pueda servirle a alguno de los que acaso pueda llegar a leerlo, particularmente a aquellos que sufren lo que yo sufrí; a aquellos que están pasando problemas para controlar sus fallas de carácter; a aquellos que no cuentan con el apoyo de familia, amigos, que les orienten y les digan lo que en verdad se tiene que hacer para salir de este mal, llamado ansiedad, depresión y que, resumiendo todos estos males, es lo que los médicos se rehúsan en llamar: neurosis. El documento no pretende ser de ninguna manera, otro más de autoayuda, para nada; la ansiedad y en general la neurosis (ansiedad, depresión, obsesiones, compulsiones, fobias, etc.) no se cura por sí sola, tampoco “echándole muchas ganas” o con “fuerza de voluntad”; es necesaria, absolutamente indispensable, la ayuda de profesionales, de grupos de ayuda, de la familia. Este es el relato de lo que me sucedió a mí durante 66 meses, intentando evitar que se repita mi historia.